La XSR700 llega para hacer honor a la XS650 de 1970, de la que hereda su sencillez, su carisma y su versatilidad. La nueva XSR es perfecta para los que buscan poner un toque de personalización en su día a día.
La XV950 es la moto perfecta para los amantes del estilo “neo-retro” japonés. Una moto perfecta para adentrarse en el mundo custom sin renunciar a unas divertidas prestaciones y, cómo no, a una fácil personalización.
Si unimos el estilo “neo-retro” procedente de Japón con un espíritu transgresor, nos encontramos con la XV950 Racer, una custom con tintes café racer perfecta para ser transformada.
La XJR 1300 es un clásico dentro de la marca. Una moto que reúne estilo, elegancia, prestaciones y, ahora con su nuevo rediseño, se une a la tendencia de la transformación para que puedas potenciar sus virtudes con tu toque personal.
De la unión de Yamaha y Deus Ex Machina han nacido preparaciones que han inspirado a los creadores de la XJR 1300 Racer, una desafiante tetracilíndrica de 1300cc que une personalidad y prestaciones a partes iguales.
La V-Max de 1985 creó historia y no podía faltar una Faster Sons que rindiera tributo a este modelo que se caracterizaba –y se caracteriza– por unas prestaciones demoledoras y una brutal aceleración.
Clásica por definición, la SR400 cuenta con 35 años de historia a sus espaldas que la convierten en un verdadero icono de Yamaha con un aire retro atemporal que la convierte en una base perfecta para una café racer.